NAVARRA PONE EN MARCHA UNA NUEVA UNIDAD DE TERAPIA INTRAVENOSA QUE “MEJORA LA SEGURIDAD Y LA CALIDAD”

NAVARRA PONE EN MARCHA UNA NUEVA UNIDAD DE TERAPIA INTRAVENOSA QUE “MEJORA LA SEGURIDAD Y LA CALIDAD”

Fuente: Diario Enfermero

 

Navarra pone en marcha una nueva Unidad de Terapia Intravenosa que

Navarra pone en marcha una nueva Unidad de Terapia Intravenosa que “mejora la seguridad y la calidad”

EUROPA PRESS.- El Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) ha puesto en marcha una Unidad de Terapia Intravenosa que “mejora la seguridad, calidad y comodidad de los tratamientos médicos prolongados que se aplican por vía parenteral”. Los pacientes de Hematología y Oncología han sido los principales beneficiados de esta nueva estructura asistencial en sus primeros tres meses de funcionamiento, si bien la dirección del centro hospitalario plantea extender la cobertura de esta unidad a otras especialidades que lo requieran, ha informado el Gobierno navarro en un comunicado.

La terapia intravenosa es una disciplina multidisciplinar dirigida a lograr la máxima seguridad y calidad de los tratamientos que se administran por vía venosa al paciente. Para realizarla de una forma segura y adecuada, evitando riesgos y complicaciones, se precisa un continuo reciclaje, por ser un procedimiento realizado con enorme frecuencia en todos los niveles de atención.

Según han indicado desde el Ejecutivo, entre las principales ventajas de la nueva unidad creada en el CHN destaca la posibilidad de realizar este tipo de accesos venosos a pie de cama del paciente en condiciones de máxima seguridad, sin necesidad de trasladarle a quirófano o salas de radiología, como sucedía hasta ahora. Permitirá además un mayor uso de los denominados catéteres PICC, considerados idóneos por su fácil implantación, manejo sencillo y prácticamente ausencia de complicaciones.

Asimismo, se posibilita la administración de determinados tratamientos en el domicilio del paciente, aumentando la comodidad en todo el proceso, ha destacado el Gobierno foral.

Profesionales del CHN participan este jueves en una sesión de difusión dedicada a la terapia intravenosa, planteada como jornada inaugural de la nueva unidad. La sesión ha sido presentada por el director gerente del CHN, Antonio Merino, y la directora de Cuidados Sanitarios, Maite Soria, quienes han destacado “el aumento de la calidad asistencial” que supone poder contar con una unidad específica dedicada a la terapia intravenosa, considerada “una de las estrategias con mayor eficacia demostrada en la gestión de los accesos venosos”.

La sesión cuenta con la presencia de profesionales con experiencia en este campo, entre los que destaca Carmen Carrero, presidenta de la Asociación Nacional de Equipos de Terapia Intravenosa y reconocida enfermera del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, pionera en la implantación de los catéteres PICC en el Estado, impulsora de unidades de terapia intravenosa en distintos centros hospitalarios y formadora de muchas enfermeras de Navarra en este procedimiento.

En la jornada intervienen también Ana Díez, enfermera encargada de la nueva unidad en el CHN; Maribel Casado, enfermera de la unidad de hospitalización de Medicina Interna vinculada a la nueva unidad; y Beatriz Ibarra, jefa de Unidad de enfermería de la planta C3, de hospitalización de Oncohematología.

Incremento del uso de catéteres de última generación

El pasado día 8 de enero, el CHN puso en marcha a través de su Dirección de Cuidados Sanitarios la nueva Unidad de Terapia Intravenosa (UTI), la primera estructura de este tipo en Navarra, cuyo objetivo es la atención especializada y personalizada a pacientes que precisan de la canalización de acceso venoso para tratamientos de larga duración.

La actividad de la UTI en el CHN la realiza en este momento una enfermera  altamente cualificada y con formación específica en colocación de catéter central de inserción periférica (PICC) con técnica ecoguiada, que permite la visualización de la vena a puncionar, disminuye el riesgo de punción errónea, permite la elección de la vena más adecuada y posibilita la corrección del mal posicionamiento primario. Esta técnica tiene como finalidad disminuir el número de punciones en la vena, aumentar la seguridad en la administración de tratamientos, y promover la autonomía del paciente.

Durante el año 2017 se insertaron en el CHN aproximadamente 541 catéteres PICC en las unidades de hospitalización, cifra que se prevé incrementar un 50% (hasta los 800 catéteres PICC) con la puesta en marcha de la nueva unidad.

La enfermera responsable de la UTI se desplaza hasta donde se encuentra el paciente, ya sea en hospitalización en planta u hospitales de día para colocar el catéter adecuado a pie de cama, siguiendo los cuidados más estrictos de asepsia, no siendo necesario el traslado del paciente a otros servicios como radiología o quirófano, como sucedía hasta ahora. Por tanto, se consigue una gestión más eficiente de los recursos y la mayor comodidad posible para el paciente.

El CHN ha constituido un comité de Expertos integrado por profesionales de enfermería , Farmacia y Medicina de diferentes especialidades (Oncología, Hematología, Anestesia, Dietética y Nutrición, Farmacia, Medicina Preventiva, UCI, Radiología intervencionista, Medicina Interna-Infecciosas, Microbiología y Dermatología), que se reúnen periódicamente para revisar procedimientos, protocolos y recomendaciones, basándose en la evidencia científica, con el fin de evitar la variabilidad de actuación y establecer indicaciones adecuadas referentes a la terapia intravenosa.

Seguir leyendo