Catéter Venoso Periférico (CVP) VIAS VENOSAS PERIFÉRICAS

La perfusión intravenosa es una de las formas terapéuticas más frecuentemente empleadas en la práctica clínica hospitalaria. Es una técnica enfermera mediante la cual se aplicar el tratamiento cuando éste no tiene una agresividad importante, ni en el tiempo, ni por las sustancias a infundir. Siendo el criterio general que catererizaciones que se prevén por encima de seis día se utilice vía central, estas recomendaciones dadas por la CDC en la práctica no suelen utilizase ya que las vías periféricas van a resolver la mayoría de las necesidades de administraciones endovenosas, de los pacientes.

Objetivos de las vías venosas periféricas

Aplicar el tratamiento con el menor gasto iatrogénico para el enfermo, tanto a nivel nosocomial, como hemodinámico. Por esto se estudiará cual es el sistema más apropiado para cada paciente y los protocolos de cuidados menos agresivos.

Los cuidados, cuando hablamos de catéteres, básicamente son de dos tipos, cuidados intraluminales (cuidado de las medidas estériles de manejo de fluidos) y extraluminales (cuidado de la parte externa del catéter y sus anejos, esto incluye el criterio de manejo del lumen del catéter que tenemos que implantar, a menor lumen menor daño de la intima).

 

 

 

Comments are closed.